Mark Reay, el fotógrafo de modas que vivió como "sintecho" | Vistazo

Mark Reay, el fotógrafo de modas que vivió como "sintecho"

Virales

Mark Reay, el fotógrafo de modas que vivió como "sintecho"

Thalíe Ponce Martes, 01 de Septiembre de 2015 - 08:59
Es modelo, fotógrafo de modas y actor. Ha trabajado para grandes revistas como Dazed & Confused. Viste elegante, con un estilo que pocos hombres tienen a los 56 años. Pero mientras se codeaba con el mundo de la moda, entre diseñadores como Diane von Furstenberg y empresarios de la industria, Mark Reay vivía una historia paralela que parece irreal: durante seis años durmió en la azotea de un edificio de Nueva York como un "sintecho".
 
Su historia, antes desconocida para muchos, ahora se cuenta en el documental Homme Less, de Thomas Wirthensohn.
 
"Si alguien se lo encuentra por la calle impecablemente vestido de camino al trabajo lo último que pensará es que uno de sus temores fue que un rayo acabase con su vida mientras dormía a la intemperie", dice Ramón Peco en el blog S Moda de El País (España).
 
La revista Playground narra en su sitio web que a inicios de la década de 1990, Reay desfiló para grandes marcas como Versace, Moschino y Missoni, en ciudades claves para la moda como Milán y París. Pero —aunque el trabajo no le hacía falta—  "solo sacaba como unos 10.000 dólares al año, lo suficiente para mantenerme y mantener mi amor por viajar", cuenta el fotógrafo al New York Post.
 
Los años transcurrieron para él entre trabajos independientes y viajes. De regreso en la Gran Manzana en 2008, sin un sitio donde vivir, recordó tener las llaves del edificio de un amigo y decidió hacer de la azotea de esa construcción su hogar.
 
Ahí vivió hasta el año pasado.
 
 
Los contrastes fueron parte de su vida en esos años. Cuenta al New York Post que 2010 encarnó —para un comercial de un perfume— a un hombre parecido al que interpretaba en la vida real, de estilo “wealthy silver fox": ese imaginario de hombre distingudo, maduro pero soltero y acomodado económicamente. 
 
La ironía: para la sesión de fotos se vestía en el baño público de Tompkins Square Park, donde se afeitaba, lavaba los dientes y enguajaba su boca con una botella de agua Poland Spring.
 
Por el día podía ser parte de un desfile de Alexander Wang capturando fotos para Dazed & Confused pero por la noche le esperaba la azotea y una bolsa de dormir.
 
Hace cinco años, Reay se reencontró con su amigo Thomas Wirthensohn, a quien había conocido en su época de modelo y ahora está dedicado al cine. Wirthensohn estaba buscando temas para hacer un documental y cuando Reay le habló de su doble vida, ambos decidieron colaborar para llevar su historia a la gran pantalla. El resultado es Homme Less, un producto cinematográfico que muchos consideran una reflexión sobre los estereotipos.