Piden en Perú evitar tradicional quema de muñecos | Vistazo

Piden en Perú evitar tradicional quema de muñecos

Vida moderna

Piden en Perú evitar tradicional quema de muñecos

AFP Miércoles, 28 de Diciembre de 2016 - 15:17
Las autoridades recomendaron evitar una de las tradiciones de Año Nuevo en Perú, quemar muñecos que en su mayoría representan figuras rechazadas por la población, por la alta contaminación que genera.
 
"La quema de peleles y el encendido de fuegos artificiales por Año Nuevo pueden incrementar hasta en siete veces el nivel de contaminación del aire", dijo a la AFP Odón Sánchez, especialista del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).
 
Según el Senamhi, la quema de muñecos y los fuegos artificiales propagan partículas de azufre, hollín y cenizas de metales que afectan a la población hasta más de siete horas después.
 
Sánchez dijo que las personas que están cerca de donde se detonan los artefactos pirotécnicos y queman los muñecos están expuestas a sufrir problemas respiratorios. "Estas partículas ingresan en los sistemas respiratorio y cardiovascular", explicó el especialista.
 
Con el objetivo de proteger el medio ambiente, algunas municipalidades de Lima multarán con 1.500 dolares a las personas que quemen muñecos u otros objetos.
 
El Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú recomendó en su cuenta de la red social Twitter "no quemar muñecos porque afectan a la ecología y provocan incendios". "¡No lo hagas!", anotó colocando la fotografía de un monigote quemándose.
 
Sin embargo, los comerciantes en el centro de Lima ofrecen muñecos de personalidades que marcaron el año 2016 por unos ocho a diez dólares. 
 
Los más solicitados son el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, el expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine, ambos investigados por el poder judicial, y Keiko Fujimori, lideresa del partido Fuerza Popular.
 
Otro de los peleles preferidos son el futbolista Jefferson Farfán, que militó en el club Al Jazira de Emiratos Árabes Unidos, y su novia, una cantante de música salsa.
 
La costumbre arraiga en antiguas prácticas indígenas andinas de justicia popular y permite a los ciudadanos dar rienda suelta a su cólera contra los personajes, a quienes simbólicamente se les da una paliza y luego se les quema en medio de bailes.