Santiago de Chile, bajo primera preemergencia por mala calidad del aire | Vistazo

Santiago de Chile, bajo primera preemergencia por mala calidad del aire

Vida moderna

Santiago de Chile, bajo primera preemergencia por mala calidad del aire

EFE Lunes, 22 de Mayo de 2017 - 10:15
Santiago de Chile vive hoy bajo la primera preemergencia ambiental decretada en 2017 debido a la mala calidad del aire en la ciudad, según informaron las autoridades.
 
El año pasado hubo trece días bajo esta condición, uno con declaración de emergencia y más de una veintena de jornadas en situación de alerta ambiental por la misma causa en la capital chilena, de unos siete millones de habitantes.
 
La preemergencia de hoy supone, según informó la intendencia (gobernación) metropolitana, la restricción de circular para el 20 por ciento de los vehículos con convertidor catalítico (sello verde) cuyas placas finalicen en 1 o 2 y para el 60 % de aquellos que carecen de ese dispositivo, cuyas patentes terminan en 3, 4, 5, 6, 7 u 8.
 
La medida supone el retiro de cerca de 300.000 vehículos de las calles de la ciudad y los municipios aledaños de Puente Alto y San Bernardo entre las 07.30 (11.30 GMT) y las 21.00 horas (01.00 GMT del martes).
 
También la medida incluye la paralización, en el mismo horario, de un total de 1.215 fuentes fijas de contaminación, en su mayoría industrias, y se prohíbe el uso de leña para calefacción y las quemas agrícolas, además de la recomendación de no realizar actividades deportivas al aire libre.
 
En esta oportunidad se pusieron en práctica además ocho ejes de tráfico reservados exclusivamente al transporte colectivo, correspondientes a tramos de otras tantas avenidas importantes que conducen al centro de la ciudad.
 
La medida rige en las horas punta matutina (07.30-10.00 hrs) y vespertina (17.00-21.00). la transgresión a la medida por parte de automovilistas particulares supone una multa de 44.000 pesos (unos 65 dólares).
 
Santiago está situada en un valle rodeado de montañas y en el otoño e invierno australes no hay brisas que dispersen las partículas contaminantes, y además existe un fenómeno de inversión térmica, con las temperaturas más bajas a ras de suelo, lo que mantiene en la superficie las partículas nocivas.
 
Curiosamente, a las 08.00 horas locales (12.00 GMT), cinco estaciones de vigilancia de la calidad del aire distribuidas en diversos sectores de la ciudad anotaban un nivel regular, que supone una concentración de partículas nocivas de entre 100 y 200 microgramos por metro cúbico de aire.
 
Las cinco estaciones restantes, correspondientes al área oriental de la urbe, más cercana a la cordillera de Los Andes, registraban un buen nivel de calidad del aire, inferior a cien microgramos de partículas nocivas.