Cuenca, la ciudad de los múltiples encantos | Vistazo

Cuenca, la ciudad de los múltiples encantos

Tendencias

Cuenca, la ciudad de los múltiples encantos

Redacción Martes, 12 de Abril de 2016 - 09:30

Convertida en una urbe con una variedad de alternativas turísticas, comerciales y religiosas, la ''Atenas del Ecuador'' celebra 459 años de fundación.

Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca es la capital de la provincia del Azuay, ubicada en el Austro ecuatoriano. Fundada el 12 de abril de 1557, alcanzó la independencia del dominio español el 3 de noviembre de 1820.

Está asentada sobre un valle de la cordillera de Los Andes, sobre los 2.550 metros sobre el nivel del mar

En 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su Centro Histórico es de calles empedradas que conducen a imponentes templos religiosos o a casas que datan de los siglos XVIII y XIX, en plena época republicana.

Destacan la Catedral de la Inmaculada Concepción, la Catedral Vieja, la Iglesia de El Sagrario o La Iglesia de San Blas. A ello se le puede sumar su riqueza arqueológica. En plena ciudad, junto al río Tomebamba, se pueden apreciar las Ruinas de Pumapungo y Todos Los Santos, evidencia del pasado Inca y Cañari.

Su clima es agradable, de carácter primaveral. Va de los 7 a los 15 grados centígrados en invierno y de los 12 a 25 grados centígrados en verano.

Para recorrer la Atenas del Ecuador puede hacerlo a pie o en carro. Si opta por un vehículo, también puede trasladarse hasta la parte moderna. El rápido crecimiento ha creado nuevos polos de desarrollo al otro lado de las márgenes de los ríos Tomebamba, Yanuncay, Tarqui y Machángara, que atraviesan la ciudad.

Cuenca es famosa también por sus tradiciones. Los sombreros de paja toquilla de alta calidad, la orfebrería, la joyería y las finas prendas de cuero adornan los escaparates. Tampoco se puede dejar de lado la gastronomía que ha hecho famosa a la zona. El motepillo, el hornado, las papas con cuero, el locro de papa, el cuy asado son parte de una legendaria oferta para el turista.

La capital azuaya es también un remanso de ecología. En el centro destacan parques como el Calderón y el verdor de las márgenes de los ríos que la rodean. Además, desde diciembre de 2011, en pleno Centro Histórico (en el sector del Barranco del río Tomebamba) se cuenta con el Bioparque Amaru y Zoológico de Cuenca.

A solo 30 minutos, desde la ciudad, está el Parque Nacional El Cajas, con una gran diversidad de orquídeas, helechos y musgos. Allí se pueden practicar actividades como la pesca deportiva y caminatas por senderos cerca de lagunas de aguas cristalinas.