Conozca la gastronomía cuencana de Semana Santa | Vistazo

Conozca la gastronomía cuencana de Semana Santa

Tendencias

Conozca la gastronomía cuencana de Semana Santa

Redacción Vistazo Lunes, 10 de Abril de 2017 - 12:18
Cuenca es una ciudad cuyas tradiciones van ligadas a la gastronomía. “Dime qué comes y te diré qué festejas”, dice una frase muy conocida en esta urbe. Durante la Semana Santa, por ejemplo, el menú cuencano ofrece varios platillos llenos de sabor, aroma y tradición.
 
Un plato fuerte y el que caracteriza a esta época es sin lugar a dudas la fanesca, una receta preparada a base de granos y pescado seco.
 
La historia del origen de este potaje tiene muchas versiones, una de las que más se mencionan es que ésta surgió en la época prehispánica, durante la celebración del Mushuc Nina por el Equinoccio en marzo, el plato simbolizaba para los pueblos el inicio de un ciclo de vida del nuevo año. Pero recién en la época colonial los españoles le añadieron a la preparación creencias católicas.
 
Marlene Jaramillo, subdecana de la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad de la Universidad de Cuenca, asegura que el pescado y los doce tipos de granos que contiene el preparado simbolizan también a Cristo con sus doce apóstoles.
 
La preparación de la fanesca –explica- es una actividad que congrega a toda la familia cuencana, quien se reúne desde el día anterior a Jueves o Viernes Santo para desgranar el choclo, pelar las habas y limpiar los granos.
 
Su preparación, que incluye zanahoria, arveja, choclo, zambo, zapallo, achogchas, calabazas y huevo cocido, puede tomar de tres a cuatro horas.
 
“La fanesca se la hace en todo el país, sin embargo su preparación en cada ciudad es distinta y pueden cambiar los ingredientes. Acá por ejemplo no le ponemos chochos y casi no tiene agua sino leche”, señala Jaramillo.
 
Adicional a este contundente potaje, la mesa de Semana Santa de los cuencanos incluye también empanadas de viento, choclos cocinados con queso y las humitas o chumales. Entre los platos que también se ofrecen por la época está el escabeche de pescado hecho a base de un sofrito de ajo, cebollas, pimiento, tomate y pescado.  
 
Los postres no son ajenos a esta celebración, por lo que no puede faltar el arroz con leche, los pristiños, el dulce de durazno, los higos con miel acompañados con queso o el delicioso pan bendito de la Congregación de las madres de El Carmen, cuya receta tiene más de cien años.