“Si por mí fuera, le cortaría la mano a los corruptos” | Vistazo

“Si por mí fuera, le cortaría la mano a los corruptos”

Elecciones 2017

“Si por mí fuera, le cortaría la mano a los corruptos”

Redacción Vistazo Miércoles, 04 de Enero de 2017 - 15:36
Iván Espinel Molina es pragmático, no ideológico. Sorprendió cuando propuso la pena de muerte para los violadores, siendo él y su binomio médicos de profesión. Es el más joven de los candidatos. Antes fue director del IESS en Guayaquil. En diciembre de 2014 en su natal Chone organizó un festival artístico para presentar su propio movimiento político. Iván Espinel Molina, 33 años, tras dejar el cargo de director provincial del IESS en Guayas, recorrió el país formando células y recogiendo firmas para el reconocimiento legal.
 
¿Cómo empezó su movimiento?
En 2009 fui presidente de los médicos rurales del Ecuador y en 2010 presidente del Frente Integral de Profesionales del Ecuador. Con el Frente hacíamos consultorías y proyectos sociales. Ahí comienza en realidad las bases, los esbozos, la estructuración del Movimiento Fuerza Compromiso Social. Éramos unos muchachos ilusionados, con una estructura nacional, pero nadie nos hacía un reportaje. Cuando estuve en el IESS fui visible. Empecé en Durán, trabajé en el Teodoro Maldonado Carbo y luego pasé a dirigir el IESS en Guayas. Antes de salir fui director nacional de control.
 
¿Cuánto costó crear el movimiento?
Nos costó exactamente 356 mil dólares, cinco años de recorrido, un año y medio de recoger firmas. Nos demoramos porque no hubo un mecenas. Lo hicimos a través de colaboraciones de los amigos, logística, bingos, actividades, fiestas, colaboración. Porque de otro modo es imposible.
 
 
¿Por qué una organización nueva?
Porque el sistema político es tremendamente mezquino con los nuevos líderes y si vas a enrolarte a un partido político, el caudillo, el que está liderando no da espacio para nadie. Yo me río cuando los partidos hablan de relevo político.
 
¿Dónde están los nuevos actores?
Los ponen en el quinto puesto, a pesar de las condiciones que uno pueda tener.
 
¿Qué espera de la campaña? Las encuestas lo muestran muy bajo...
Hay mucha variación entre una encuestadora y la otra. Lo único igualitario es el porcentaje de indecisión, por encima del 50 por ciento. Esto quiere decir que muchas son como traje a la medida de quien las paga. No he estado nunca en la política, soy un candidato joven, sin apellido, sin haber heredado un movimiento político, sin ser apadrinado por nadie.
 
¿Qué interesa al joven como usted?
Seguridad. A ese joven le interesa una carrera universitaria. Seguridad que cuando salga de la universidad tenga un trabajo. Seguridad en saber que el trabajador tenga una apertura o inserción laboral que no la tiene. Que las madres de familia tengan la oportunidad también de trabajar a pesar de ser madre soltera. Que los centros de salud que dan atención primaria estén abiertos las 24 horas. Que no exista tanto odio y reproche en nuestra clase política.
 
¿Cree que se necesitarán cambios constitucionales?
¿Se necesita un cambio constitucional? Una nueva Constitución va a demorar mínimo dos años. Para hacer un decreto y decir que se apertura las carreras universitarias, que se elimina el examen del ENES, para eso no necesito cambiar la Constitución.
 
Usted es médico, ¿cree que este gobierno ha avanzado en salud?
Estamos haciendo política parche, construyendo camas hospitalarias pero no atacando en realidad el problema que son los dispensarios, esos no deben cerrar nunca. Hemos dicho que el 0,5 por ciento del PIB que representa 506 millones de dólares esté destinado para la investigación médica. No tenemos investigación. Yo no voy simplemente a tratar la enfermedad, tengo que prevenirla científicamente.
 
¿Necesitábamos construir grandes hospitales?
Siempre una infraestructura hospitalaria es necesaria, porque tenemos un déficit de camas de acuerdo a las normas internacionales. Pero el hospital lo único que va a hacer es curar, pero no elimina la enfermedad. Ahí hay términos de morbilidad, la frecuencia de las enfermedades en el tiempo, no estamos siendo efectivos.
 
¿Cree que el IESS tendrá problemas económicos a futuro?
¡Tendrá problemas terribles! Y el problema no es la ampliación de servicios. El problema es que de un solo plumazo se dio cobertura para mucha gente.
 
¿Qué perfil tendrían los burócratas en su gobierno?
Dentro de nuestras propuestas está que para ocupar un puesto público no tienes que ser de mi agrupación política. Es antipopular decir esto en el interior del movimiento pero hay que hacerlo. Quién más que no tiene compadrazgos ni compromisos con nadie como Iván Espinel, alguien que tiene una visión de futuro como la que nosotros tenemos en Fuerza Compromiso Social.
 
¿Compromiso ni con los primos?
Ni con los primos, ni con los hermanos, ni con los abuelos. Yo siempre hablo de esto, porque hay suspicacias como esta pregunta. Soy primo hermano de Fernando y Vinicio (Alvarado Espinel).
 
¿Qué haría con la Ley de Comunicación?
Modificarla y ponerla en plebiscito. No se entiende un Estado donde los ciudadanos no pueden decir cosas libremente. No se entiende un sistema donde una comisión que no es equitativa tiene que dirimir si un ciudadano dijo lo correcto o no. Sí, debemos tener medios públicos, pero en menor porcentaje. El Estado no debe preocuparse por estar de empresario en la comunicación.
 
¿Qué opinión le merece la Ley de Plusvalía?
Cuando queremos incentivar la productividad, la construcción, que ya está lesionada por todas estas políticas, enviar una ley como tal, es simplemente ponerle el pie sobre el cuello a nuestros empresarios, a nuestra gente que produce.
 
¿Piensa que el país está preparado para la pena de muerte?
Primero hay que aclarar algo. Si usted revisa mi plan de gobierno no está la pena de muerte. Nunca lo consideramos en el plan de gobierno. Fue una petición ciudadana dentro de nuestros recorridos. Y lo dijimos muy claro, solo en caso de ser necesario. Primero tiene que haber un plebiscito, una reforma constitucional.
 
¿Usted no cree en el nuevo sistema judicial?
El sistema tiene que cambiar. Qué beneficio tenemos con el sistema actual, con leyes tan permisivas, que usted cumplió el 60 por ciento de la pena y salga libre.
 
¿Qué va a hacer para evitar casos de corrupción en su gobierno?
Los focos de corrupción, probablemente en un ámbito tan grande como el Estado, van a ser difíciles de erradicarlos. Eso hay que tenerlo claro. Pero si mañana pasa, hay que ser radicales. Si por mí fuera les cortara las manos a los corruptos.
 
¿Cree que la corrupción es masiva?
No podemos decir masiva, pero que hay focos de corrupción. Pero no hay que decir tampoco y hay que ser ecuánimes que todo el gobierno en todos estos 10 años ha sido corrupto. Pero que sí que hay una vergüenza nacional al descubrir este tipo de cosas. Una constante en su discurso es la mano dura... Cuando criamos a nuestros hijos lo hacemos con todo el amor del mundo, pero también a veces dolorosamente tenemos que poner mano dura para forjar el carácter. Así debe ser la nación. No ser muy permisivos en ciertas cosas.
 
¿A qué presidentes respeta?
A Jaime Roldós lo respeto muchísimo. Al presidente actual hasta hace cuatro años lo respetaba muchísimo. A Sixto lo respeto.
 
 
¿Qué le hizo cambiar sobre Correa?
Varias cosas contribuyeron a eso, quitar el 40 por ciento a la Seguridad Social, la prepotencia, la manera de consensuar con los opositores. Debió haber apertura al debate, al consenso de políticas necesarias. Varias cosas fueron desgastando la percepción de lo bueno que mucha gente sentía por él. 
 
¿Es de derecha, izquierda, centro?
Todas las ideologías se pueden ir al tacho de la basura. Si mañana me dicen de derecha, porque hago acuerdos comerciales, qué me digan de derecha si es beneficio para la gente. Si me dicen de izquierda porque protejo los derechos laborales, que me digan de izquierda.
 
¿Quiénes son su equipo?
Puro jovencito.
 
¿No hay gente de experiencia?
Alguna vez busqué a una persona con mucha experiencia, ni bola me paró. Pero sin embargo tenemos gente de experiencia que nos está colaborando.
 
¿Ha hablado con sus primos?
Con mis primos siempre he conversado. Del tema político casi nada. En buena hora si me dan un consejo, quien puede negar que son los mejores marketeros políticos.
 
Y ¿le han dado ya algún consejo?
Me dijeron que no participe (risas).