“Ese discurso de los ricos contra los pobres, tiene que acabarse” | Vistazo

“Ese discurso de los ricos contra los pobres, tiene que acabarse”

Elecciones 2017

“Ese discurso de los ricos contra los pobres, tiene que acabarse”

Redacción Vistazo Martes, 29 de Noviembre de 2016 - 20:29
El tercero de los hijos del expresidente Abdalá Bucaram es el menor de los aspirantes a la Presidencia. A los 34 años dice tener una revancha con la historia. Recuerda que a los cuatro años vio cómo la policía panameña allanó su casa y se llevó preso a su padre. Que durante el corto mandato de su padre no llegó a conocer la residencia presidencial pero que él no teme a los fantasmas.
 
Cree continuar una lucha política de 60 años que la inició su tío abuelo Asaad. Pero al mismo tiempo aclara que representa una opción nueva en esta tendencia.
 
Está casado con una presentadora de televisión y es padre de cuatro niños. Cree que la figura de la Primera Dama es importante y que no estaría mal que su vida familiar en Carondelet sea vista en tiempo real por Internet. Paz, familia y Dios fueron términos recurrentes en su diálogo de 90 minutos con los editores de Vistazo.
 
¿A quién cree representar?
A la juventud y a los sectores que ya no se sientan representados por el correísmo, mucho menos por la banca o por la oligarquía. Hablamos de una nueva opción que no tenga temor a invitar a gobernar a quienes han tenido éxito en su gestión en las diferentes áreas. Eso es generar gobernanza y a eso me refiero cuando digo que no solo me siento apto y capacitado, sino que me siento el más apto y más capacitado para suceder a este gobierno.
 
¿Quién le enseñó de política?
He crecido en ambiente político. Difícilmente existe otro candidato con mayor experiencia política y con mayor preparación para gobernar que Dalo Bucaram. Lo digo con convicción. Cuando voy a la cancha voy a ganar. 
 
¿Guarda rencor con quienes persiguieron a su padre?
Ninguno. Creo que el odio es una pasión estéril que mata al que lo siente. No siento odio ni sed de persecución, ni de revancha. Creo que es hora de hablar de paz. Al Ecuador lo está destruyendo el odio del que este gobierno se ha alimentado. El pueblo está hastiado.
 
Pero la percepción que quedó del gobierno de su padre no es buena… 
Siempre hago la diferenciación de lo político y lo familiar. A nivel familiar soy un hijo que morirá defendiendo y honrando a su padre. Soy cristiano con valores muy sólidos y por eso soy un defensor abierto de la familia como Dios la constituyó. En el aspecto político uno tiene que aprender de las experiencias buenas y de las malas y tiene que sacar conclusiones.
 
Algunas de sus actitudes políticas también han sido cuestionadas…
Yo soy un hombre que trata siempre de aprender de las lecciones. Creo que si cometí errores o tuve una mala experiencia en política fue por dejarme arrastrar por el odio que este gobierno profesa, no lo volvería a hacer. Son cosas de las que me arrepiento. La gente se alarma porque piensan que arrepentirse es malo y arrepentirse es bueno. Es señal de que has mejorado, de que vas evolucionando.
 
¿Este estado de paz que busca transmitir viene de alguna reflexión personal o de un grupo religioso?
Soy un cristiano, que no cree en religiones. Creo que tenemos todos los días la oportunidad de ser imitadores de Dios, de Cristo. Y sí he tenido un crecimiento espiritual a nivel de familia que me ha llevado a estos conceptos. Sabemos poner los puntos sobre las íes y entendemos que no debemos olvidar ese pasado que nos hizo mucho daño, pero que hay que entender que este gobierno no representa el futuro. ¿Con Dalo presidente, volverá Abdalá al poder? Abdalá Bucaram podrá venir el 27 de marzo de 2017 por resolución de la Corte de Justicia. Pero yo soy un hombre hecho y derecho. Soy la cabeza de mi casa. No hay nada más parecido a gobernar una nación que gobernar un hogar. Si lo haces bien en tu hogar, lo harás bien en la nación.
 
¿Quiénes son sus asesores?
Mis asesores extranjeros son principalmente de México y Venezuela. No voy a dar nombres porque dejarlos al descubierto podría afectar mi estrategia. Tengo amistad con muchos asesores a nivel internacional. A nivel nacional, la cabeza visible en Marketing y Comunicación es Carlos Ferrín, que es de los mejores creativos en el país, y es con él con quien más aterrizamos los mensajes, spots, jingles...
 
¿Cómo salir del actual esquema político correísta?
Hay un sinnúmero de leyes que tienen que ser abolidas. Hoy el problema de las instituciones es que percibimos que son manejadas por Correa. Le tenemos que preguntar al pueblo si quiere que los funcionarios públicos continúen en sus funciones o pongan la renuncia. Existe una dictadura de un partido único que ha absorbido todos los poderes y ese modelo es urgente cambiarlo para no vivir como Venezuela. 
¿Cree usted en la reelección?
Creo que debería existir una reelección y que obligatoriamente el presidente tenga que descansar al menos un período antes de volverse a presentar. No creo que un ciudadano tenga que ser excluido por el hecho de haber gobernado dos períodos. El atentado contra la democracia está en ir a la reelección indefinida, las veces que te dé la gana con todos los beneficios que te da estar al frente del gobierno.
 
¿Qué hacer con el Consejo de Participación Ciudadana?
Yo creo que no es un mal concepto. Este Consejo podría funcionar si no estuviera integrado solo por empleados de Correa. Muchos creímos que era la hora de que los ciudadanos se empoderen. Lamentablemente, Correa terminó convertido en todo lo que él criticaba.
 
¿Va a renegociar la deuda?
Hoy Ecuador es la sexta peor economía del mundo. Este gobierno se niega a reconocerlo y es realmente grave porque mientras no digamos la verdad, el pueblo no se prepara para la crisis y cuando la crisis tome terreno puede ser caótico lo que suceda. Hay que renegociar la deuda con China. Ya Correa, por hablar de deuda ilegítima y decir no al pago, tuvo siete años accediendo a créditos caros, precisamente por ese tipo de declaraciones.
 
¿Cree en las cuentas oficiales?
 Lamentablemente el gobierno ha impedido que exista un conocimiento pleno de la economía tanto a nivel internacional y nacional. Hay un porcentaje de la deuda que es desconocida. Reconocen solo 39 mil millones de dólares. Pero jamás nos han dicho en qué gastaron ese dinero. Me parece fundamental ir a una fiscalización seria de la deuda pública y de algunos otros temas que son importantes esclarecerlos para descubrir responsables. 
 
¿Cómo descubrirlos?
Dentro de la consulta popular, proponemos la creación de una comisión ciudadana de fiscalización con veeduría de la ONU como sucede actualmente en Guatemala. Allá ya se han dictado más de 60 órdenes de prisión, los diputados están renunciando para no ser investigados. Eso necesita el Ecuador, un baño de justicia, no de venganza.
 
¿Cambiará el rumbo de nuestra política internacional?
 Ecuador ha estado aislado por el sesgo ideológico del gobierno. Ese discurso de la revolución, de los ricos contra los pobres, tiene que acabarse. Hay que fortalecer las relaciones con la Unión Europea, con Estados Unidos, con países que nos puedan garantizar mejores condiciones de crédito. El Presidente dice que es vergonzoso negociar y ponerse de rodillas con el FMI. Lean los acuerdos comerciales a los que hemos llegado con China: Hemos renunciado a la soberanía nacional y nos supeditamos a los arbitrajes británicos. Estamos preocupados de la inversión extranjera, pero primero tenemos que garantizar la inversión nacional y no seguir persiguiendo a la empresa privada.
 
¿Apoyaría continuar en el país con las negociaciones Colombia-ELN?
Sí, en buena hora. Pero que no intervenga el sesgo ideológico. Cuidado Ecuador va a estar defendiendo al ELN y no a la paz.
 
TEMAS CALIENTES
(Coloque el cursor  sobre los puntos amarillos para desplegar la información)

 
¿El Estado debe ser actor económico?
 El Estado tiene que ser un regulador. Cuando el Estado administra quiebra. Para muestra todas las empresas que este gobierno incautó, están quebradas. Se pusieron sueldos de millonarios, se dedicaron a viajar, botaron empleados y ahí dejaron esos elefantes blancos. Finalmente sucede lo que pasó, alta corrupción. La corrupción de este gobierno no tiene precedente en la historia.
 
¿Qué hará con respecto a la minería?
Ese es un tema que tenemos que estar muy a la expectativa porque los chinos ya pusieron sus ojos allí. Cuidado los chinos nuevamente nos hacen chinos no solo con el petróleo, sino con la minería. 
 
¿Continuará la explotación del Yasuní?
 Lamentablemente ya se está explotando y se afectará a los no contactados. Si constatamos que se está afectando a esas comunidades, tendríamos que frenar porque no podemos comportarnos de la forma como lo ha hecho Correa que ha impuesto cien por ciento el dinero por encima de la vida.
 
¿Quién financia su campaña?
En la maestría que hice en Washington entre 2013 y 2015 enseñaban no solo la creación de organizaciones políticas, sino la movilización de bases. Existe un modelo de financiamiento que lo hemos replicado para mi campaña y que no es ostentoso.
 
¿Cuál es su patrimonio?
No soy un hombre millonario. No tengo nada mío, todo está a nombre de mi esposa. No he aparecido en los Panamá Papers y fui el primero que se acogió al pacto ético porque no tengo nada que esconder, gracias a Dios. He sabido administrar mi hogar en momentos duros. Aunque poca gente lo crea, en 2005 cuando nació mi primera hija, a Gabriela le habían sacado del canal, mi padre había vuelto y yo me había quedado sin jugar al fútbol. Comíamos casi todos los días arroz con salchicha o arroz con huevo porque no había para más. Hoy tengo un estudio jurídico donde doy asesoría externa. Soy profesor de la Universidad Ecotec. Y además manejo toda la parte gerencial de mi esposa, tanto en los medios como en el canal de YouTube, que se ha convertido en una fuente de ingreso interesante para nuestro hogar.
 
¿Usted también teme a los fantasmas?
 Los hijos no repetimos la vida de nuestros padres. Políticamente Abdalá Bucaram es Abdalá Bucaram y Dalo es Dalo. Tenemos muchas ideas distintas, obedecemos a generaciones diferentes. Él dijo que no le gustaba dormir en Carondelet, yo no tendría ningún temor. De hecho, Gaby sueña con poner veraneras en el balcón presidencial.
 
¿Harían realities desde Carondelet? ¿Por qué no?
Si hoy está de moda el tema de rendir cuentas públicas por qué no tener un programa donde el pueblo pueda constatar cada una de las acciones del Presidente en tiempo real por YouTube.
 
¿Por qué cayó su padre hace 20 años?
Creo que hubo errores más de forma. Quiso ser todo el tiempo él mismo. Quizás eso llamó la atención. Hoy Correa canta, baila y nadie dice nada. Creo que fue un hombre incomprendido y con ideas que no fueron de su tiempo. Y por eso lo llamaron loco.