Contenidos creativos en web son financiados por “mecenas digitales” | Vistazo

Contenidos creativos en web son financiados por “mecenas digitales”

Ciencia y Tecnología

Contenidos creativos en web son financiados por “mecenas digitales”

Mike Inel, de Filipinas, es diseñador gráfico y vive de su arte, pese a que lo distribuye gratuitamente en Internet. Igualmente lo hace el dibujante británico Tom Siddell. No se conocen, pero tienen algo en común: los dos crean contenidos creativos que publican en la web para que cualquier persona pueda verlos, sin tener que pagar ni un centavo.
 
Aunque parecen “regalar” su trabajo, ambos reciben una mensualidad de cerca de 5.000 dólares para dedicarse a hacer lo que les gusta con regularidad. Animaciones que se suben a YouTube en el caso de Mike y un cómic online en el caso de Tom.
 
Su secreto reside en quienes siguen sus creaciones. Sus fanáticos financian voluntariamente sus sueldos a través de una plataforma virtual llamada Patreon. Se trata de una página de fondeo colaborativo o crowdfunding, que permite a sus usuarios recibir “donaciones” económicas por Internet a cambio de una comisión del cinco por ciento del total recibido.
 
La diferencia con otras herramientas de este tipo, como Kickstarter o Indiegogo, es que las colaboraciones se realizan de manera mensual mediante una “suscripción”.
 
En este sistema, Mike cuenta con 4.880 suscriptores, quienes “apoyan” su trabajo con un dólar al mes cada uno. Tom, en cambio, tiene 1.904 suscriptores, que lo sustentan con donaciones de entre dos y 50 dólares mensualmente.
 
Los responsables de Patreon, fundada en 2013, sostienen que “en la economía digital de hoy en día, todos los creadores deberían ser pagados”. Para lograr que esto ocurra, explica Jack Conte, uno de los cofundadores del servicio, actualizaron la idea del mecenazgo.
 
En vez de aristócratas financiando la vida y obra de Leonardo Da Vinci o William Shakespeare, en Patreon son los fans los que financian a sus autores favoritos, con cantidades pequeñas mensualmente. Mientras más fans dispuestos a colaborar, más dinero al mes.
 
Tener una fuente de ingresos constantes permite a los creadores tener una “libertad” invaluable, según Nick Scarpino, uno de los autores de Kinda Funny, que con más de 16 mil “mecenas digitales” e ingresos superiores a 150 mil dólares en 2016 es uno de los perfiles más exitosos en la historia de Patreon.
 
Esta plataforma tiene más de 50 mil creadores y supera el millón de usuarios activos. Los trabajos que contiene son diversos: desde videos graciosos o educativos hasta cómics, pasando por obras literarias y musicales de todo tipo.
 
Aunque Patreon es el más popular en el mercado, otros espacios ofrecen servicios similares, entre ellos Steady y Ratafire. Todos, sin embargo, ponen a sus usuarios frente a un mismo desafío: hacer que sus fanáticos se conviertan en sus mecenas y les envíen donaciones todos los meses.
 
Para convencerlos, los creadores suelen ofrecer recompensas exclusivas, como menciones en las áreas de agradecimiento de sus trabajos finales o acceso a contenido “tras las cámaras”. No todos lo logran: en estas comunidades también abundan los perfiles con “0 suscriptores”.
 
Una de las claves para triunfar en estos espacios se esconde en el primer mes. El equipo de análisis de datos de Patreon sostiene que llegar a recibir 100 dólares en los primeros 30 días de funcionamiento puede definirse como un “éxito”.
 
Para llegar a ello sugieren especificar a las audiencias más de una meta por cumplir, tener más de dos categorías de recompensas para ofrecer a los posibles suscriptores y “correr la voz” del proyecto en redes sociales.
 
Asimismo, argumentan desde la compañía, la consistencia en la publicación de contenido es un factor crítico que ayuda a crear un grupo de seguidores regulares que luego pueden transformarse en donantes