¿Qué tan rápido navegamos por Internet? | Vistazo

¿Qué tan rápido navegamos por Internet?

Ciencia y Tecnología

¿Qué tan rápido navegamos por Internet?

Martes, 25 de Abril de 2017 - 16:50
El  Internet por banda ancha más rápido del mundo está en Corea del Sur, donde sus usuarios navegan a un promedio de 26 megabits por segundo. Con esa velocidad, las páginas web típicas se cargan instantáneamente, una canción de 5 minutos se baja en segundos y los videos por streaming se pueden ver en calidad “súper alta” sin interrupciones.  
 
Se trata de una rapidez casi cuatro veces superior al promedio global (7 megabits por segundo). Ecuador, aunque es el quinto más rápido de Latinoamérica, tiene sin embargo, el puesto 87 a nivel mundial con 6,3 megabits por segundo. Así lo revela “El estado del Internet”, editado por la firma de análisis Akamai, que midió las conexio- nes alrededor de mundo a fines de 2016. 
 
En nuestra región, tan solo Chile, Uruguay y México superan el promedio de 7 megabits por segundo. Ecuador tiene, en términos generales, una conexión algo más rápida que Argentina, Perú y Colombia. Muy por debajo están Bolivia, Venezuela y Paraguay. 
 
Los datos de Akamai estiman que, en Ecuador, más del 63% de las conexiones a Internet superan los cuatro megabits por segundo, pero solo el 13% de ellas va más allá de los 10 megabits por segundo y apenas el 4,7% de afortunados navegan a más de 15 megabits por segundo.
 
Pese a que estas medidas representan una evolución en comparación con los años anteriores, también sugieren problemas relacionados con “calidad y equidad” en el acceso a la red de redes, resume la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en su estudio “Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016”.
 
El documento advierte que los mayores progresos en penetración y calidad de servicio se concentran en los segmentos más ricos de la población, marcando una brecha con los sectores más pobres, una situación que resulta común en Latinoamérica.
 
El precio es una de las razones por las que solo cerca del 15% de la población mundial puede acceder a Internet de banda ancha, estima el “Informe sobre el desarrollo mundial 2016” del Banco Mundial. Para que la banda ancha pueda ser considerada “asequible” para todo un país, sugiere Arturo Muente-Kunigami, analista de la institución, su precio debe rondar el 5% del ingreso per cápita del decil más bajo de la población. En Ecuador, los precios de los distintos proveedores, se ubican entre 20 y 100 dólares al mes. 
 
 
¿Cómo llega Internet a Ecuador?
El Internet a nivel mundial se transmite mayoritaritamente por cable. Entre países, los enlaces se hacen mediante cables de fibra óptica que pueden cabalgar sobre un oleoducto, sobre las torres de tendido eléctrico o viajando por el fondo del mar. En el trayecto, estos pueden alcanzar profundidades superiores a los tres kilómetros, emergiendo solo en las zonas de contacto. En las costas ecuatorianas aterrizan tres cables submarinos:
 
El Panamericano (PanAm) que empieza en Chile y termina en el Caribe después de recorrer 15 mil kilómetros. Fue anunciado en 1996, sirve a 8 países y toca al Ecuador a la altura de Punta Carnero, cantón Salinas. Empezó con una capacidad para transmitir 2,5 gigabits por segundo, velocidad que se multiplicó por 4 tras una actualización efectuada en 2010. 
 
El SurAmérica 1 (SAm-1) comenzó operaciones en 2000 pero llegó al Ecuador en 2007. Actualmente es propiedad de Telefónica, sirve a 9 países y su velocidad bordea los dos terabits por segundo (dos mil gigas).
 
Y desde fines de 2014 entró el Pacific Caribbean Cable System (PCCS) que cuenta, en parte, con inversionistas ecuatorianos. Aterriza en Manta, su flexibilidad le permite manejar múltiples longitudes de onda de velocidad, cada una de 100 gigas, y su misión es convertirse en el principal del país con los contenidos de la red mundial.