Mujer recuperará nariz y boca gracias a operación con impresión 3D | Vistazo

Mujer recuperará nariz y boca gracias a operación con impresión 3D

Ciencia y Tecnología

Mujer recuperará nariz y boca gracias a operación con impresión 3D

EFE Miércoles, 12 de Abril de 2017 - 12:57
Una mujer china de 27 años que ha vivido toda la vida sin nariz ni boca los recuperará gracias a una serie de cirugías que utilizarán tecnología de impresión 3D para reconstruir su rostro.
 
Jin Qi perdió la nariz y el labio superior cuando tenía un año por una infección que causó que su propio sistema autoinmune atacara sus tejidos y órganos, según publica hoy el diario independiente South China Morning Post.
 
El pasado lunes la joven se sometió a la primera de cuatro cirugías de reconstrucción facial en un hospital de Shanghái, en un tratamiento donde también se cultivarán tejidos para la nariz y el labio superior en el pecho.
 
La primera cirugía duró más de 10 horas e implicó la remodelación inicial de sus rasgos faciales perdidos. El tratamiento completo requerirá al menos seis meses.
 
 
La operación pudo realizarse gracias al apoyo económico que la joven logró a través de internet ya que su familia no tenía acceso a recursos médicos adecuados en el remoto pueblo donde nació, en la provincia de Hubei.
 
Jin publicó su historia en redes sociales y los usuarios se unieron para financiar algunos de los costes médicos.
 
Pese a vivir casi toda su vida con los órganos faciales desaparecidos, Jin se graduó de la universidad y hoy espera que esta cirugía le cambie la vida.
 
"Si esta cirugía tiene éxito, tendré mas seguridad en mi misma cuando esté delante de otras personas", dijo antes de entrar al quirófano.
 
En China ha habido 42 trasplantes faciales exitosos de este tipo hasta la fecha, en los que no se necesita donante.
 
No obstante, los médicos explicaron que el proceso de reconstrucción facial es difícil ya que no sólo deben hacer crecer nuevos tejidos para el rostro del paciente, sino también asegurarse de que los nuevos órganos faciales no afectan a la capacidad de comer, hablar y respirar.