Sector automotriz: Tubo abajo | Vistazo

Sector automotriz: Tubo abajo

500 empresas

Sector automotriz: Tubo abajo

Vender un 32% menos de unidades que en 2014, y que el 85%  de las compañías que integran este sector en este especial hayan decrecido en sus ingresos, refleja el frenazo del negocio automotriz en Ecuador.
 
En 2015, al igual que en 2009 cuando la crisis económica de ese entonces afectó a varias industrias del país, todo el ‘top ten’ automotriz bajó sus ventas. La única diferencia fue en el margen del impacto: esa vez fue del 17%  mientras ahora llegó al 21%. Lógicamente, es el mismo porcentaje que decreció el sector (40 compañías); seis años atrás fue del 12%.
 
Apenas inició 2015, la industria recibió la advertencia de que ese año no sería sencillo: el Comité de Comercio Exterior (Comex) decidió prorrogar hasta el último día de ese año la vigencia de las resoluciones vigentes (cupos de importación de productos terminados y partes para ensamble). Pero con algunos cambios en la cantidad asignada a las compañías.
 
Por eso, la evaluación del sector es dramática no solo desde los números de las ensambladoras sino desde los concesionarios. Por ejemplo, la producción nacional regresó a los niveles del 2005 mientras, al mismo tiempo, se exportó menos que en el 2000. Por el lado de las casas comerciales, desde 2004 no se importaban esa cantidad de vehículos. Por ende es coherente entender por qué las ventas de unidades en 2015 se asemejan a las tenidas en 2005.
 
Según cifras de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE), el año pasado el sector vendió un poco más de 81 mil unidades; solo una de las diez primeras marcas más vendidas comercializó más vehículos que en 2014: Great Wall. Coincide con el crecimiento de Ambacar (comercializadora), del cuatro por ciento; y de Ciudad del Auto (ensambladora), del 47%.
 
Se vendieron alrededor de 2.500 unidades de esta marca el año anterior, mientras la ensambladora produjo un poco más de 1.800 vehículos. Una cifra menor comparada con la que generó la mayor ensambladora del país, Omnibus BB, que alcanzó las 36.500 unidades. Sin embargo, esto fue un 22 por ciento menos que el 2014.
 
Este camino golpeó directamente a General Motors del Ecuador, la firma que comercializa vehículos y repuestos marca Chevrolet. De los más de 1.000 millones de dólares facturados en 2014 bajó a casi 900 millones, es decir, una reducción del 15%.
 
A pesar del complejo escenario, voceros de ambas empresas revelaron que durante los próximos tres años invertirían más de 70 millones de dólares para desarrollar nuevos productos, e implementar mayor seguridad, eficiencia y calidad en los vehículos ensamblados en el país.
 
Mavesa, la tercera del ranking, dejó atrás el crecimiento que tuvo en 2014 (20%) y se tuvo que conformar con ascender dos lugares en el ‘top ten’ aunque con un 12% de decrecimiento en sus ventas.
 
La empresa redujo las ventas de su marca emblema, Hino, en un 26 por ciento según datos de la AEADE. Similar porcentaje tuvo con la otra marca que comercializa, Citroen.