El arte de la guerra | Vistazo

El arte de la guerra

BLOG

Actualidad

El arte de la guerra

Pilar Ortiz de Pérez
Martes, 14 de Marzo de 2017 - 17:43
Alrededor de 30 gerentes de recursos humanos y esta periodista nos reunimos por la sugerente invitación a participar en un taller llamado El Arte de la Guerra. A medida que íbamos llegando era perceptible que inspirados por el nombre del evento, cada uno hacía su propia evaluación rápida de qué tan competitivo podría verse ante los demás.
 
Y entonces cuando esperamos que nos den las instrucciones para iniciar la batalla del invitado o invitada más inteligente, proactivo o participativo, toma la palabra Luis Tróccoli –director de Vivenciar Consultores- y nos corta el flujo de adrenalina: “El que vino a vencer, será vencido”.  Pensé: “¿Y la guerra? ¿No nos van a enseñar cómo ganarla?”
 
Tróccoli continuó: “Así como Tzun Tzu aplicó la estrategia para ganar batallas miles de años atrás, en el contexto del mundo de hoy las guerras que libramos son contra nuestra propia incompetencia y contra la incompetencia de los demás”. Este reenfoque nos hace reacomodar en nuestros asientos y poner nuestros oídos en actitud más que receptiva, alerta.
 
 
“Quienes empiezan bloqueando a los demás pierden porque se centran en el otro y descuidan su propósito”, señala el facilitador antes  de dividirnos en dos grupos y darnos las instrucciones para los cinco juegos en los que nos enfrentaremos, destinados a evaluar cómo están nuestras habilidades de observación, concentración, análisis, planificación y cálculo.   
 
Este ejercicio (El Arte de la Guerra) es lo que se conoce como un simulador experiencial, herramientas de desarrollo organizacional que se emplean para llevar a los colaboradores de una empresa a vivir una experiencia lúdica en la que quedarán expuestos sus comportamientos habituales.
 
Cuando el juego termina, el aprendizaje queda. Junto al facilitador, cada quien irá descubriendo sus formas de enfrentar desafíos, las actitudes que pueden estar limitándolo, entre otros aspectos, a través del autoanálisis y la búsqueda del mejoramiento como salud de equipo actuando en sinergia. Las actividades son seleccionadas de acuerdo al objetivo que la empresa buscar alcanzar: desde aumentar la productividad hasta mejorar el clima laboral.
 
“Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo”, dijo Tzun Tzu. Cuidado que ambos pueden ser el mismo, nos deja como enseñanza este interesante taller.